ofercemos TE OFRECEMOS
Manuales Manuales
Vídeos Vídeos
Tests Tests
Profesor Profesor

BLOG

09/05/2012

Blog&Roll 12

Autor: El blog de Práctica 
Comentarios: 0 Comentar
Entradas: rueda de uso temporal, galleta

Blog&Roll 12

La rueda de uso temporal o popularmente llamada rueda tipo “galleta” es una rueda de recambio cada vez más extendida en los vehículos de motor de esta época.

¿En qué consiste esta rueda?

Las grandes empresas automovilísticas cada vez abogan más por poner a sus modelos de coches unas ruedas cada vez más anchas en unos vehículos cada vez más pequeños, además no quieren ahorrar ni un centímetro de espacio en el maletero o en el depósito de combustible. El resultado es que en un coche tan comprimido no hay espacio para almacenar una rueda de repuesto del mismo tamaño y características que las ruedas que utiliza el vehículo.  Por ello la solución más eficaz es llevar una rueda de repuesto más pequeña, con una banda de rodadura mucho más delgada, para ahorrar espacio.
 
Mucho de los usuarios que llevan este tipo de ruedas no saben las limitaciones que llevan, por eso la importancia de escribir un poco sobre el tema.
 
¿Para qué sirve una rueda de uso temporal?
 
En el caso de que pinchemos con nuestro vehículo podremos reemplazar la rueda original por este tipo de rueda de repuesto. Pero no debemos de olvidar que esta rueda es un “apaño”, es una solución temporal frente a nuestro pinchazo. Lo justo, para poder llevarnos a un taller o algún lugar donde poder comprar una rueda de iguales características de las que llevemos. 
 
¿Qué limitaciones tiene?
 
La rueda de uso temporal tiene tres limitaciones básicas: 1) velocidad, 2) los kilómetros recorridos, 3) maniobrabilidad. 
 
1) Con este tipo de rueda sólo podremos correr hasta 80 km/h, normalmente en la misma llanta de la rueda de uso temporal vendrá dibujado un 80 para recordárnoslo. El 80 indica la velocidad máxima segura que podremos circular con ese tipo de rueda, ir a más de 80 supondría ponernos en riesgo de sufrir un accidente. Al ir a más de 80 kilómetros por hora la rueda se sobrecalienta y puede reventar.
 
2) También tendremos que tener cuidado con el kilometraje. Con este tipo de rueda sólo podremos recorrer de forma segura un máximo de 200 km. Lo justo para llegar al taller o tienda más cercana. Por ello es su popular nombre de “galleta” porque el asfalto se va comiendo literalmente la rueda y podrías quedarte sin rueda, sólo con la llanta. Hay muchísimas fotos de Internet de usuarios que por dejadez, ignorancia o descuido tuvieron en su vehículo demasiado tiempo la rueda de uso temporal y el resultado es visiblemente muy negativo.
 
3) Aunque podamos recorrer hasta 200 km a una velocidad de 80 km/h no debemos de confiarnos, con la rueda de uso temporal estamos perdiendo simetría longitudinal, nuestro vehículo no va a circular igual de bien, ni va a responder de la misma forma que con sus ruedas originales. 
 
Por lo tanto, la rueda de uso temporal cumple eficazmente con la tarea de no dejarnos, por un pinchazo, con el coche tirado en cualquier lugar perdido del mundo, pero tenemos que tener muy en cuenta que es una solución temporal y que nuestro vehículo sólo podrá circular de una forma segura y cómoda con las ruedas que recomiendo el fabricante. 
 

Comentarios

Responder

Solo los usuarios registrados pueden escribir en el blog. Si todavía no lo eres date de alta AHORA MISMO!!!!

Todas las entradas

ATENCIÓN AL CLIENTE

915593941

Contacto

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.