Iniciar sesión

27/10/2017

Según los jueces, la DGT sigue aplicando mal los márgenes de error de los radares.

Lo que hace la DGT, y lo comentaba en su cuenta de Twitter la semana pasada nuevamente, es que el radar se activa a la velocidad límite fijada a la que se suma el margen de error. Es decir, que en una zona de 100 km/h, con un margen de error de 7 %, el radar hace la foto a partir de 108 km/h. Sin embargo, lo que no se hace es aplicar el margen de error sobre la velocidad a la que se detecta al conductor. Si el radar mide con un error del 7 % si se detecta a un vehículo a 140 km/h, puede que en realidad circule a 130,2 km/h, pero la DGT sanciona por circula a los 140 km/h. Los jueces entienden que es un error lo que hace la DGT y por eso en una de cada tres multas de la DGT que llegan a los tribunales, estos sentencian a favor del conductor.

La asociación AEA (Automovilistas Europeos Asociados) calcula que desde mayo de 2010 se han impuesto en España cerca de un millón de multas con importes y detracción de puntos superiores a los establecidos en la Ley de Seguridad Vial. Sanciones ilegales impuestas no sólo por la DGT, sino también por el Servei Catalá de Tránsit y por el Gobierno Vasco. "Sólo en el último año —indica el presidente de AEA, Mario Arnaldo— la DGT ha impuesto 285.137 sanciones por exceso de velocidad con importes y detracción de puntos por encima de lo que marca la ley. Esta cifra supone aproximadamente el 10 % del total de las denuncias formuladas por los radares fijos y móviles de la DGT en 2016”.

El pasado mes de enero, el Defensor del Pueblo formuló ya una sugerencia a la DGT instando a que revisara de oficio de expedientes sancionadores en los que no aparezca demostrado que en la velocidad captada por los cinemómetros se haya descontado el error máximo previsto legalmente.

 

Fuente: El confidencial.

Ventajas

Elige dónde y cuándo estudiar, flexibilidad para completar tareas y formación cotinua.

Compra segura

Sistema de seguridad que garantiza que todos los datos que nos envíes están a salvo.

Atención al cliente

91 559 39 41