Iniciar sesión

10/11/2017

Barcelona, Madrid y Sevilla, las más afectadas por la huelga de examinadores de tráfico.

Barcelona, Madrid y Sevilla son las provincias que más exámenes de conducir han cancelado, entre junio y el 18 de septiembre, como consecuencia de la huelga de examinadores de tráfico que aún continúa. En total, y hasta esa fecha, han sido 23.460 los alumnos de estas tres provincias los que no han podido acceder a la prueba.

Actualmente, los paros se mantienen y la cifra ya asciende hasta las 160.000 pruebas canceladas en todo el país.

En la respuesta del Gobierno, a la que ha tenido acceso Europa Press, se contabiliza que, en Barcelona, se llegaron a suspender 10.841 exámenes hasta septiembre, mientras que en Madrid se registraron 7.797 cancelaciones; en Sevilla 4.822; en Málaga con 4.654; y en Valencia 4.630.

Por debajo de las 4.000 pruebas suspendidas, se encuentran Alicante con 3.661; Almería con 3.159; Bizkaia con 3.005 y Jaén con 2.974; mientras que las provincias que menos afectadas se han visto por los parones son Baleares, en donde no se contabilizaron cancelaciones, en Ceuta, en donde se suspendieron siete pruebas y en Melilla que suspendió 32.

MENOS EXAMINADORES

Ante esta situación, diputado socialista Miguel Angel Heredia ha denunciado que, desde que el PP llegó al Gobierno ha recortado un 15 por ciento el número de examinadores de tráfico en España. Según una respuesta parlamentaria, en 2011 en había un total de 873 examinadores, mientras que en el año 2017, el número de examinadores se ha reducido hasta los 745. "La huelga persiste y lo último que se conoce no es muy halagueño, hace pocas fechas el Director General de Tráfico, Gregorio Serrano, afirmaba que veía convincentes las razones de Hacienda para no subir los salarios a los examinadores", señala el diputado socialista, que no ve en el Ejecutivo intenciones de terminar con esta situación.

SOLO 2,5 MILLONES

 

Desde el PSOE se recuerda que, en el Congreso, se han apoyado por mayoría hasta cuatro proposiciones de ley sobre esta materia en las que se denuncian la falta de incentivos de este colectivo. "Sólo se necesitan unos 2,5 millones de euros para cumplir con el compromiso que el Gobierno adquirió en 2015 de un complemento económico por la carga de trabajo", ha apuntado Heredia.

 

"La reivindicación de un complemento específico para los examinadores está más que justificada por una carga de trabajo muy elevada y por los riesgos de amenazas y agresiones que padece este colectivo. Si el problema ha llegado a este punto es por la falta de voluntad política del Gobierno, empeñado en generar un problema, por ello le exigimos una solución ya", ha concluido el diputado.

Fuente: Telemadrid.

Ventajas

Elige dónde y cuándo estudiar, flexibilidad para completar tareas y formación cotinua.

Compra segura

Sistema de seguridad que garantiza que todos los datos que nos envíes están a salvo.

Atención al cliente

91 559 39 41