Iniciar sesión

17/01/2018

¿Merece la pena comprar y usar neumáticos de invierno en España?

Con el gran atasco provocado por la nieve el pasado fin de semana en los accesos a Madrid, se ha hablado mucho de la conducción sobre nieve y de los neumáticos de invierno, que son los grandes desconocidos en nuestro país. Por el contrario, en centro Europa son obligatorios al menos durante los meses más fríos y en los países nórdicos no se puede rodar sin ellos.

Este producto, muy extendido en Europa pero no tanto en España, es ideal para calzar el vehículo cuando las temperaturas no superan los 7 grados sobre cero y no es necesario que el asfalto esté helado o nevado. En estas condiciones, sobre asfalto seco y baja temperatura, mejoran la seguridad cerca de un 30%, lo mismo que circulando con lluvia. Por ello es interesante valorar su utilización de manera regular durante todo el invierno en la zona norte de España, Galicia, Castilla y León, País Vasco o Asturias, y también en regiones más montañosas de cualquier parte de la península.

 

El neumático de invierno está fabricado con un compuesto que aguanta mejor el frío, que ofrece un mejor agarre en estas circunstancias y además por su diseño con surcos más gruesos permite evacuar más cantidad de agua. Pero la clave que hace que tenga tan buen agarre sobre nieve es que tiene unas laminillas que mejoran notablemente la capacidad de tracción. Los convencionales, los de verano, pierden su eficacia cuando el asfalto está frío porque su compuesto se endurece y por ello agarran menos. Obviamente, los de invierno son ideales para rodar sobre asfalto mojado, helado o nevado ya que se pegan mejor al suelo y evitan que el coche derrape.

Un neumático de invierno es muy superior a uno de verano con cadenas en uso invernal por muchos motivos, pero sobre todo porque la complicación de pararse a poner las cadenas es un verdadero engorro cuando las condiciones climatológicas son muy adversas. Además, nunca sabemos el momento adecuado de ponerlas o quitarlas e iremos durante tiempo circulando con ellas sin necesidad, lo que puede incluso provocar averías en el coche.

Por ello, definitivamente el uso de neumáticos de invierno es la solución perfecta para rodar de manera segura sobre nieve, hielo o asfalto frío. Y la prueba más clara es que son obligatorios en Alemania y en los principales países de centro Europa. Pero también tiene varias limitaciones importantes, sobre todo en el caso de España.

 

La primera de todas ellas es que hay que tener dos juegos de ruedas operativos, uno de verano y otro de invierno y cada año hay que ocuparse de cambiarlas según la época del año. Esto supone una inversión de dinero y de espacio, aunque ya muchos talleres especializados se encargan de guardar las que no se usan.

 

Si no cambiamos las ruedas de invierno y las dejamos durante el verano, el problema es que con temperaturas por encima de 7 grados se desgastan mucho más rápido, y este desgaste aumenta cuanto mayor sea la temperatura. Además, perderemos algo de adherencia con respecto a un neumático puro de verano, aunque el nivel de seguridad también es aceptable rodando con los de invierno incluso en estas situaciones.

Otro dato importante es su precio. Los neumáticos de invierno pueden ser entre un 10% y un 20% más caros que los convencionales, pero a cambio proporcionan un plus de seguridad en las estaciones más frías.

En el caso de España hay otro problema adicional y es la falta de compromiso y de cuidado con el coche de la mayor parte de usuarios. A pesar de que hay que revisar la presión de los neumáticos al menos una vez cada 15 días, hay muchos usuarios que jamás han mirado la presión de sus ruedas. Y cerca del 40% de los vehículos circulan con los neumáticos en mal estado. En estas circunstancias es difícil que los usuarios quieran tener, pagar y mantener dos tipos de ruedas.

Las ventajas para rodar sobre suelo nevado con este neumáticos de invierno son clarísimas. La primera vez que un conductor utiliza estos neumáticos en condiciones realmente difíciles no querrá volver a circular con unos normales, incluso con cadenas. Según un estudio de Michelin, un vehículo circulando a 50 km/h por una carretera nevada reduce a la mitad la distancia de frenado respecto a llevar uno de verano.

Los neumáticos de invierno tienen un marcaje específico y su utilización exime de usar cadenas incluso en las condiciones más adversas de nieve o hielo. Si queremos saber si nuestras ruedas son de invierno solo tenemos que buscar en el flanco el anagrama con unas montañas y las letras M+S.

Hay algunas alternativas intermedias. Por un lado existe el neumático denominado “all season” que sirve para todo tipo de uso. En este caso tenemos un tipo de rueda que ofrece un funcionamiento mejor que uno de verano en condiciones de frio intenso, pero que no llega a ser un M+S, aunque mejora la seguridad. Es, por definirlo de alguna manera, un intermedio entre el de verano y el de invierno.

La otra opción es un nuevo neumático desarrollado por Michelin. Se trata del Cross Climate, que es un neumático de verano, es decir que funciona perfectamente a altas temperatura por lo que se puede usar hasta para ir a la playa, pero que al mismo tiempo, y eso es lo importante de estas ruedas, tiene el marcaje M+S. Hemos hecho una prueba con este neumático rodando en terrenos muy fríos, con lluvia y también con nieve y hielo, y el resultado es similar al de los buenos neumáticos de invierno. Es la solución ideal, porque solo se necesita un tipo de neumático, aunque es algo más caro que uno de verano y no hay medidas para todos los coches.

La pregunta era si realmente merece la pena montar este tipo de neumáticos. Y por supuesto que sí, sobre todo en zonas donde hace bastante frío, al menos una parte del año. Supone la garantía de poder circular con una mayor seguridad siempre. Pero ojo, esto no significa que vayamos a poder pasar en una gran nevada como la del pasado fin de semana. En el momento que haya tres o cuatro coches sin cadenas que quieran rodar por la carretera la dejarán bloqueada y estaremos igual que los demás. Al menos, si llevamos estos neumáticos si podremos decir que hemos hecho los deberes…

 

Fuente: El confidencial.

Ventajas

Elige dónde y cuándo estudiar, flexibilidad para completar tareas y formación cotinua.

Compra segura

Sistema de seguridad que garantiza que todos los datos que nos envíes están a salvo.

Atención al cliente

91 559 39 41