Iniciar sesión

24/04/2018

Llenar el depósito cuesta ya cinco euros más que antes de las vacaciones de verano

Como siempre que el precio del petróleo sube, los consumidores miran con atención a los surtidores. Con el barril de Brent en niveles máximos desde 2014 y a pocos días del puente del 1 de Mayo, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 69,3 euros, cinco euros más caro que el pasado mes de junio, cuando el crudo tocó mínimos del año y cientos de miles de españoles se preparaban para las vacaciones de verano.

En concreto, el 21 de junio, el barril de Brent -de referencia en Europa- se situó en 40,5 dólares, muy por debajo de los 73,5 billetes verdes que marcó ayer. En aquella fecha y según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, el litro de combustible Euro-Súper 95 era nueve céntimos más barato que este viernes, cuando su precio marcó 1,26 euros. En el caso de un vehículo diésel, la diferencia al cargar el depósito en estos 10 meses se eleva hasta 6,6 euros, desde los 57,2 que un conductor pagó en la semana del 19 al 26 de junio de 2017 y los 66,1 euros que ha tenido que desembolsar esta semana.

"El traslado del incremento del crudo al coste de los combustibles es obvio, aunque hay que tener en cuenta que el 75% del precio de los carburantes viene marcado por los impuestos y por los costes de los procesos", explica Joaquín Robles, analista de XTB.

Todo parece indicar que en los próximos meses se mantendrá la tendencia alcista en el coste del oro negro. El barril de Brent rozó el pasado jueves los 75 dólares, su nivel más alto desde otoño de 2014, coincidiendo con la reunión de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de otros estados no miembros para valorar la continuidad del acuerdo de recorte de la producción alcanzado a principios de 2017.

Las presiones de Arabia Saudí

Precisamente los recortes en la producción son uno de los factores que están detrás de las recientes subidas de precios. Arabia Saudí, uno de los principales productores a nivel mundial, presiona para prolongar el pacto más allá de 2018 y mantener así los niveles altos. Y no es casual. Además de la fuerte dependencia del crudo que tiene su economía, "cuanto más alto esté el mercado del petróleo, mayor será la valoración de Aramco", la petrolera estatal que el régimen saudí pretende sacar a Bolsa en 2019, explica Robles.

A esto habría que sumar las tensiones geopolíticas derivadas del último ataque estadounidense a Siria y las rebajas involuntarias de producción de dos socios tan importantes como Irán y Venezuela. En el caso iraní, la amenaza de nuevas sanciones por parte de EEUU acarrearían más restricciones, mientras que en el caso de Venezuela, la situación política y económica del país ya está afectando a su capacidad productiva y ha mermado en medio millón el número de barriles diarios que salen de sus pozos.

La combinación de todos estas causas explica el vertiginoso repunte del Brent en el último mes y el del barril de Texas -de referencia en EEUU-, que alcanzó esta semana máximos de tres años en 69 dólares.

Sin embargo, una palabra de Trump bastó ayer para rebajar la escalada. El presidente estadounidense acusó a la OPEP de mantener los precios "artificialmente altos". En un mensaje en Twitter, el líder republicano aseguró que "con cantidades récord de petróleo en todas partes, incluidos los barcos con plena carga en alta mar, los precios del petróleo son artificialmente muy altos. ¡No está bien y no serán aceptados!".

 

Fuente: El Mundo.

Ventajas

Elige dónde y cuándo estudiar, flexibilidad para completar tareas y formación cotinua.

Compra segura

Sistema de seguridad que garantiza que todos los datos que nos envíes están a salvo.

Atención al cliente

91 559 39 41