Iniciar sesión

03/03/2020

¿Coches zombis?

Parecía un día más, pero el destino te tenía guardada una jugada. Tu coche, ese fiel compañero que lleva contigo más de una década, se ha estropeado mientras ibas hacia el trabajo. Tras llevarlo al taller en grúa, te dan la mala noticia: reparar la avería es excesivamente caro para un coche tan viejo, por lo que tomas la decisión de comprar uno nuevo y, el averiado, llevarlo a un taller para que se encarguen de darle la baja definitiva. Pero ojo, tu automóvil podría ser un 'coche zombi'.

Desde el pasado 2004, es obligatorio que cualquier vehículo que se dé de baja de manera definitiva tenga que ser desguazado en un Centro Autorizado de Tratamiento. ¿El objetivo? Tener un control absoluto del parque móvil de nuestro país. Sin embargo, hay demasiados talleres que se aprovechan de un vacío legal de nuestra legislación para volver a poner esos vehículos en las calles, con el consiguiente peligro que tiene, al tratarse de un vehículo que, en principio, ya no existe.

La persona que quiere deshacerse del coche llega a un acuerdo con el taller, quien le devuelve un certificado que confirma que ha dado de baja el automóvil. Pero en realidad es una treta, pues se trata de la baja temporal, no de la definitiva. A partir de ahí, el taller arregla el coche y lo vuelve a vender; lo desmonta y vende sus piezas; o, incluso, lo saca a otros países, donde siguen circulando. Es lo que la Dirección General de Tráfico (DGT) llama 'coches zombis'.

Pero, en realidad, este engaño es algo muy peligroso. En primer lugar, porque este tipo de coches, además de no tener seguro -tampoco el Impuesto de Circulación- no pasan la ITV, pues supuestamente no existen, lo que supone un importante problema medioambiental y de seguridad. Pero, además, porque en el caso de que sean vendidos por piezas, estas no pasan ningún tipo de control de calidad, por lo que podría haber coches con piezas de segunda mano sin vigilancia ninguna.

La DGT tiene serias sospechas de que las bajas temporales se han convertido en el nuevo truco de los talleres para conseguir ingresos de manera fraudulenta. Simplemente echando un vistazo a los datos, las cifras hablan por sí solas: en 2004, el 95% de bajas eran definitivas, por el 5% temporal; ahora, quince años más tarde, las bajas temporales son el 50%. Y, de ellas, hay algo más de 400.000 vehículos que llevan más de cinco años en esta extraña situación.

 

Fuente: El Confidencial

Ventajas

Elige dónde y cuándo estudiar, flexibilidad para completar tareas y formación cotinua.

Compra segura

Sistema de seguridad que garantiza que todos los datos que nos envíes están a salvo.