Iniciar sesión

11/11/2011

Mujer al volante...

Aunque dan más clases de autoescuela que los hombres, solo el 21% de los conductores que han perdido puntos son mujeres.

Ellas tardan 20 segundos más en aparcar, pero la DGT constata que son más precavidas.

¿Quien conduce mejor, los hombres o las mujeres?

Dos estudios europeos parecen corroborar el tópico de que ellas tienen más problemas al volante. Sin embargo, y echando mano de los datos objetivos sobre siniestralidad e infracciones, esas tesis distan mucho de la realidad.

Un estudio realizado por la 'Driving Standars Agency', organismo británico equivalente a la Dirección General de Tráfico española, apunta que las mujeres no parecen llevarse muy bien con el volante. Al menos en las carreteras y las ciudades inglesas. Según ese trabajo, el año pasado y en el Reino Unido suspendieron el examen de conducir 170.000 mujeres solo por errores dando marcha atrás o usando mal los espejos retrovisores. Los problemas con el volante de ellas se hacen patente a la hora de aparcar, dado que 55.000 no consiguieron estacionar el coche en el hueco que les indicó el examinador.

A estos resultados recogidos por la prensa británica se suma un estudio realizado por investigadores de la Universidad del Ruhr, en Bochum (Alemania), con 65 voluntarios, hombres y mujeres. Sin ponerles en antecedentes, les colocaron al volante de un moderno Audi y les hicieron aparcarlo.

El resultado fue palmario. Las mujeres tardaban 20 segundos más en estacionar el vehículo. Algunas de las mujeres atribuyeron esa demora a que el pecho les dificultaba el movimiento a la hora de girarse para mirar cuando daban marcha atrás.

Para la 'Driving Standars Agency', conducir es un hábito que a las féminas les cuesta más trabajo adquirirlo. Sólo en lo que va de año el porcentaje de aprobados en los exámenes de conducir en el Reino Unido es de un 50,7% para los hombres y de un 44,1% para las mujeres. Las conductoras necesitan una media de 52 horas de clase para aprobar, mientras que los hombres emplean tan solo 36 horas.

Pero eso es lo que al parecer ocurre en las islas británicas. En España todo es muy diferente y los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) así lo avalan. Desde el departamento que dirige Pere Navarro se opina desde los resultados, y estos muestran que durante los cinco años de implantación del carné por puntos 4,1 millones de conductores fueron sancionados con la pérdida de créditos; de estos, el 79% fueron hombres y solo el 21% mujeres.

Estas cifras resaltan aun más si se tiene en cuenta que el censo de conductores está a la par por sexos, aunque en Tráfico reconocen que ellas pueden conducir menos kilómetros, «pero proporcionalmente las conductoras tienen menos denuncias y se les restan menos puntos». Según el portavoz de la DGT, esto es debido a que las mujeres «son más prudentes a la hora conducir. Tal vez sea porque les falta el grado de competitividad que sí tienen los hombres» o porque la mayoría no sea tan decidida como sus pares masculinos.

Esa prudencia se traduce en una menor siniestralidad. El portavoz de Tráfico recuerda que a pesar de ser poco más de diez millones de mujeres con permisos de conducir, frente a los quince millones de hombres, su implicación en los accidentes con víctimas es mucho menor. El último Anuario Estadístico de Accidentes de 2009 recoge que 33.694 conductoras estuvieron implicadas en siniestros con víctimas -muertos o heridos-, frente a los 114.550 conductores involucrados en percances de esta gravedad.

Y cada vez son más las que deciden conducir. Según el Anuario Estadístico General de la DGT de 2009, la cifra de nuevas conductoras venía superando la de nuevos conductores hasta 2004, año en que la cifra de hombres superó a la de mujeres. Esta tendencia volvió a invertirse en 2009, dado que ellos sumaron 244.637, mientras que ellas llegaron a las 288.552.

 

Ventajas

Elige dónde y cuándo estudiar, flexibilidad para completar tareas y formación cotinua.

Compra segura

Sistema de seguridad que garantiza que todos los datos que nos envíes están a salvo.

Atención al cliente

91 559 39 41