Iniciar sesión

09/04/2018

Los "hombres de cristal" reclaman viales más seguros en lugar de más "vigilancia"

Representantes de clubes moteros ponen como ejemplo los cambios introducidos en Vigo e insisten en la retirada de los guardarraíles y que se invierta en mejorar las carreteras

"Sobre una moto todos somos de cristal. El año pasado más de 300 motoristas se rompieron en mil pedazos" . El mensaje de la nueva campaña de concienciación de la Dirección General de Tráfico (DGT) no deja indiferentes a sus destinatarios, que reclaman mejorar el mal estado de las carreteras y que se retiren de los viales los guardarraíles de una vez por todas.

"Se podrían haber ahorrado el dinero de esa campaña y destinarlo a lo que de verdad importa que es arreglar las carreteras", subraya el presidente de Vespartanos, Gustavo González Mouriño. Su exigencia no es nueva ya que es una reclamación histórica de los usuarios de las dos ruedas la supresión de los guardarraíles, la eliminación de baches, la uniformidad en el asfalto y el uso de pinturas antideslizantes tanto en los pasos de cebra como en el resto de la señalización horizontal de los viales.

El enfado de los motoristas no responde al hecho de que se les considere "hombres de cristal" ya que ellos mismos son conscientes de su propia fragilidad en caso de accidente ("nosotros somos la carrocería" es una de sus expresiones más comunes) sino al hecho de que esa campaña irá acompañada de más de treinta medidas que buscan contribuir a la mejora de la Seguridad Vial de motos y ciclomotores. Entre esas iniciativas se incluyen la incorporación de motoristas camuflados de la Guardia Civil y de medios aéreos como drones y helicópteros para incrementar la vigilancia en tramos peligrosos.

"Admitimos que hay motoristas imprudentes, y también muchos que ni siquiera saben ir en grupo cuando hacemos concentraciones pero no son la mayoría. Prácticamente todos respetamos las normas de circulación pero nos encontramos con baches, con marcas viales que resbalan, que hay cruces en los que por más que avisamos de que son peligrosos siguen en la misma situación... y el estado de las calzadas es lo más importante, sobre todo las carreteras nacionales dan mucha pena", asevera Francisco Alonso Cividanes, presidente de Vespa Club Galicia.

"Persecución"

Lo mismo opina Gustavo González, que comparte con su mujer, Carmen, la pasión por las motos,tanto vespas como las de mayor cilindrada. "Si se preocupasen un poco más del estado de las carreteras y un poco menos de multarnos sí que habría menos accidentes", sostiene. Entre los problemas, cita que hay "muchos agujeros", carreteras literalmente "rotas" y "mal peraltadas", mala calidad de la pintura de las marcas viales "que debería ser antideslizante y no lo es porque usan la más barata", "los guardarraíles están prohibidos y no solo no se quitan sino que se siguen colocando". "Y como eso muchas otras cosas", afirma. "Las carreteras no están preparadas para los motoristas, es una pena", constata.

En todo caso, el motero matiza que cuando habla de "persecución" no está haciendo una crítica a la labor de la Guardia Civil. "Entendemos que hacen su trabajo y que cumplen con lo que les mandas pero cuando estás circulando y los llevas detrás durante un kilómetro parece que están esperando a que metas la pata", afirma. A este respecto, cita como ejemplo el caso de un compañero que "fue multado porque invadió el carril contrario al esquivar un bache en la calzada".

Con la visión de los moteros coincide Karina Barboni, de Moto Club Galicia, empresa familiar de grúas para motos que regenta junto a su hermano Daniel que también edita la Revista Motera y que desde hace ocho años organiza la multitudinaria Papanoelada motera en Vigo, que en diciembre pasado reunió a más de 8.000 aficionados a las dos ruedas y que surgió con el ánimo de unir en un solo evento los múltiples clubes moteros. "El Gobierno exige pero no arregla las carreteras, queda mucho trabajo por hacer. No dudamos que se estén haciendo mejoras pero cada vez hay más radares, fijos y móviles, y las carreteras siguen estando muy mal. Un motoclub de Lugo subió a su perfil de Facebook un análisis del estado de las carreteras de la provincia, que es lamentable. Esa es la clave, y no las multas, para reducir los accidentes", añade.

Medidas positivas en Vigo

Todos coinciden también en poner a Vigo como ejemplo de ciudad segura para los motoristas y destacan la importancia de las novedades incorporadas tanto para mejorar la seguridad como para fomentar el uso de la moto que, recuerdan, es menos contaminante que los vehículos de cuatro ruedas.

Entre ellas, acciones para minimizar el impacto los guardarraíles, la reducción a una cuota simbólica del impuesto de rodaje para motos de menos de 125 centímetros cúbicos, la creación de más plazas de aparcamiento, la apertura de un carril central en las calles Venezuela o Areal exclusivo para motos así como una zona reservada para éstas en la parte más adelantada de algunos de los cruces regulados por semáforos, la posibilidad de utilizar el carril bus, el uso de pintura antideslizante en las marcas viales y la supresión de las marcas horizontales en pasos de peatones para evitar resbalones cuando llueve.

La afición por las dos ruedas aumenta año tras año y desde 2010 en Vigo se incrementó el número de motocicletas en un 24% hasta alcanzar las 25.733 en 2017, lo que supone nueve vehículos por cada cien vecinos. Este incremento ha situado a la ciudad olívica en el cuarto lugar de las urbes de más de 250.000 habitantes en las que más ha crecido porcentualmente el parque de motos, tras Palma de Mallorca, Gijón y Hospitalet de Llobregat.

"Son medidas que se agradecen mucho, sobre todo cuando usas la moto a diario para ir a trabajar", subraya Francisco Alonso. "Facilita que la gente se mueva en moto y eso contribuye a una mejor movilidad y a que haya menos contaminación. Estoy muy agradecido por lo que se está haciendo, por cosas como el que los pasos elevados no tengan pintado encima el paso de peatones, que es algo que sí ocurre en Pontevedra, por ejemplo, y es muy peligroso cuando llueve", relata Gustavo González, que pide que se continúe trabajando en ese sentido y aprovecha para pedir a los conductores de coches "que respeten un poco más a los motoristas".

Fuente: Faro de Vigo

 

Ventajas

Elige dónde y cuándo estudiar, flexibilidad para completar tareas y formación cotinua.

Compra segura

Sistema de seguridad que garantiza que todos los datos que nos envíes están a salvo.

Atención al cliente

91 559 39 41